El diseño de interiores y el cálculo de instalaciones

Cuando se pregunta a una persona ajena a la profesión sobre el diseño de interiores, hablará de la imagen, de la estética, de objetos y modas pero pocas veces su respuesta relacionará a este con un proyecto, con normativa o con el cálculo de las instalaciones.
Esto lo habréis podido comprobar vosotros mismos, alumnos y alumnas, al hablar con amigos o con vuestros padres. Incluso os ha podido surgir la duda a vosotros mismos: ¿pero qué tienen que ver la Física, la Química o los cálculos matemáticos con esa idea que tenía yo del diseño? ¡Si yo vengo de letras o de bachiller artístico!
Bueno, pues todo. Y así lo vais a comprobar en las distintas asignaturas que componen los cuatro años del grado en Diseño de Interiores.
Por supuesto, el diseño de interiores es la creación de espacios adaptados al ser humano, que cumplan la función para la que son creados, con una imagen y una estética estudiada y cuidada que los haga atractivos y funcionales. Algo más parecido a esa idea con la que empezasteis los estudios.
Pero si analizamos la definición anterior atentamente encontramos algunas ideas que nos ofrecen pistas sobre esas “extrañas relaciones” del diseño con otras disciplinas científicas que os pueden resultar tan chocantes.
Para empezar hablamos de espacios “adaptados al ser humano”; ¡casi nada! Aquí aparecen temas como la ergonomía o el estudio de las dimensiones del cuerpo; todo ese mundo de las medidas de lo que nos rodea, que tan amablemente recopiló para nosotros el señor Neufert; o las necesidades físicas del ser humano, (si, todas ellas son objeto del diseño). De todos los seres humanos, y aquí entra de lleno el tema de la accesibilidad (menuda palabreja) o de la seguridad en el uso de esos espacios, y ya hemos topado con la normativa.
También decíamos: “espacios que cumplan una función”…Y es que no es lo mismo diseñar el dormitorio de una vivienda, que una habitación de hotel, que el camarote de un barco…aunque en los tres se vaya a realizar básicamente la misma actividad. Tienen funciones específicas distintas que deben analizarse y solucionarse de manera adecuada en cada caso.
Y ya no digamos, si se trata de diseñar un comercio, unas oficinas o un bar de copas. O, si seguimos jugando con las palabras, un centro comercial, un edificio de oficinas o un local de espectáculos multitudinarios… Cada actividad tiene unas necesidades y unas instalaciones específicas y deben estar concebidas y diseñadas para cumplir con su función concreta.
Podéis decir: bueno, para eso están los ingenieros, yo me ocupo de la parte de la “estética estudiada y cuidada para hacerlos atractivos”. Sí, vale, tenéis razón. Especialmente para estos últimos casos, si atendemos a su tamaño. Y debería ser así entendido por los demás técnicos también, en la formación de equipos multidisciplinares que abarquen todos los aspectos de un proyecto, trabajando en conjunto cada uno en su especialiad.
Pero nuestro campo habitual de actuación no son esos grandes proyectos, sino más bien todo lo contrario. Y en estos proyectos nuestros únicos límites de actuación son los ya conocidos de nuestra competencia profesional. Así que no vayamos a recortarnos esas competencias nosotros mismos.
Por tanto estará en nuestras manos dar una solución integral e integrada al diseño de un espacio adaptado al ser humano, resolviendo los problemas que la función para la que es creado nos puede plantear, y hacerlo todo ello con un criterio estético, una imagen atractiva y funcional.
Y dentro de esas funcionalidades se encuentran las de dar solución a las distintas necesidades del ser humano en cuanto a salubridad en abastecimiento de agua y saneamiento de las mismas, en cuanto al confort térmico, acústico o de iluminación del espacio, diseñado todo ello con las debidas garantías de seguridad, de eficiencia energética y de calidad estética.
Así es que no solo nos vamos a dedicar a hacer ambientes bonitos y agradables sino que vamos a estudiar todas estas necesidades físicas, comportamientos físico-químicos de los materiales y cálculo de instalaciones para que además funcionen perfectamente, cumplan las diferentes normativas y reglamentos al respecto y queden estéticamente integrados en el diseño global del espacio.
Un reto apasionante que seguro os enganchará.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email

* Haz click, rellena el formulario y te informaremos de todo lo que necesitas saber

¿Podemos ayudarte?

equipo docente

Mi nombre es Eva y puedes contactar conmigo para resolver todas tus dudas.

Información adicional

Creanavarra, el lugar de los diseñadores

inicio creanavarra
Experiencia educativa
pareja
Profesores en activo
inicio creanavarra
Doble Titulación
inicio creanavarra
Metodología práctica
inicio creanavarra
Convenios con empresas
inicio creanavarra
Becas crea

Oferta académica

Últimas noticias

Previous
Next

Diseña el futuro de tus sueños

Déjanos tus datos en el siguiente formulario y te informaremos sobre el proceso de admisión, tasas y becas para cualquiera de nuestras titulaciones.

Teléfono

948 291 903

Email

info@creanavarra.es

Ir arriba
X