Creanavarra Centro Superior de Diseño

Pasión por los videojuegos… Juan Manuel Aguirre Cebrián

Juan Manuel Aguirre Cebrián es un riojano enamorado de los videojuegos que en breve empieza 2º curso de la carrera en Diseño y Creación de Videojuegos en Creanavarra. Despierto, emprendedor y motivado para llegar muy lejos en el mundo de los videojuegos.
¿Qué te impulsó a estudiar Diseño y Creación de Videojuegos?
Creo que es difícil de contestar a esta pregunta. La afición, supongo, mi hermana cometió el error de regalarme, cuando era pequeño, el juego del Monkey Island y desde entonces no me han podido apartar de los juegos, y lo han intentado. Debo reconocer que aunque una de las razones es la afición por este hobby, la otra es que desde hace algún tiempo me he ido dando cuenta de que la mayoría de los juegos que pasaban por mis manos eran clónicos unos de otros así que decidí probar fortuna. Además siempre ha habido, a lo largo de mi vida, varios intentos, fútiles todos ellos, de llevar a cabo un juego. Así que si quiero llevar a cabo este “sueño” debo coger las riendas y tirar para adelante yo sólo a ver dónde acabo.
¿Por qué elegiste Creanavarra?
La versión corta de la respuesta es que porque no conocía ningún otro sitio que impartiera esta carrera. La versión larga es que al escuchar su anuncio por la radio, en un momento en el que parecía caído del cielo, me llevó a interesarme por la escuela, ir a ver las instalaciones y ser atendido con la profesionalidad de la que hicieron gala, pues eso hizo el resto del trabajo. Además debo reconocer que ir todos los días a clase desde mi casa, que son una buena kilometrada, se pasan mejor cuando te reciben con una sonrisa en la cara y esto me ha ocurrido todos los días.
Estas vacaciones has visitado Nueva York, ¿qué es lo que más te ha impresionado de la Gran Manzana?
Bueno, New York es muy familiar para mí, pero siempre es lo mismo. Puedo empezar describiendo su skyline, cuya foto desde Brooklyn es impresionante, tanto por la mañana como por la noche. Nada tiene que envidiar dar un paseo por el Central Park o dejar que tu mujer te engañe para acompañarla por la 5ª o 8ª avenida (no voy a dar más detalles de los contenidos de estas calles, todas las mujeres tienen derecho a proponer y conseguir este paseo). Las funciones de teatro son espectaculares, los grandes rascacielos vistos desde a pie de calle, los cruces multitudinarios, que sea una ciudad 24/7, la conglomeración de taxis amarillos en Times Square, los partidos de fútbol americano, sobre todo si son los de los Patriots, o una noche disfrutando de un partido en directo de la NBA. Subir a lo alto del Empire State y ver New York de noche con su particular juego de luces en los edificios… podría seguir, hay muchísimo más.
En breve y antes de empezar el curso viajarás a Miami y a las Bahamas, pero el próximo año irás a California, ¿por qué es uno de tus sueños visitar este estado?
Tanto como un sueño, es más una necesidad. California contiene el mayor número de empresas dedicadas a los videojuegos, bueno, a decir verdad, California tiene la sede central de la mayoría de las empresas que puedan interesar a cualquiera que se dedique al diseño en general. Por eso voy a ir adelantándome a los futuros acontecimientos y voy a empezar a ver dónde puedo acabar haciendo el cuarto año. Quizá es más un trabajo de motivación propia que necesidad, además destacar que me encanta viajar y lo hago siempre que tengo un hueco. Pero la verdad que pensar hacia el futuro me ayuda a seguir adelante. Mi intención es ir a vivir allí, trabajar durante varios años en alguna empresa, luchar por llegar lejos y ya, si la cosa se tercia adecuadamente, abrir mi propia desarrolladora. Aunque todo esto no son más que sueños, nadie cobra por mantenerlos vivos.
Has sido 2º Campeón en España y 3º en Europa en karate, ¿qué te ha apartado la práctica de este deporte?
Me lesioné de gravedad el hombro y aunque hacía rehabilitación la lesión seguía apareciendo. Tardé en torno a ocho años en optar por operarme porque siempre parecía que mejoraba, pero antes o después volvía a aparecer. Empecé dejando de competir, luego tuve que dejar hacer Kárate y al final, me vi obligado a dejar de entrenar hasta que me operé. Ahora vuelvo a estar bien pero entre la familia, el trabajo y la carrera apenas me queda tiempo para mí mismo, así que mientras trato de volver a ponerme en forma, que es lo más difícil de todo después de haber adquirido muy malos hábitos, voy retomando a medida que puedo antiguas rutinas. Pero siendo sinceros, va todo muy poco a poco.
¿Qué destacarías de La Rioja? ¿Qué recomendarías visitar de Logroño?
¡Qué te va a contar un riojano! Lo destaco todo. Hablando en serio, de Logroño destacaría en primer lugar a la gente, en muy pocas ciudades he encontrado gente tan cercana y amable como la mayoría de los riojanos. Que no voy a engañar, aquí hay de todo como en botica. También destacaría la calle Laurel, en su totalidad, lo siento por nuestros amigos los andaluces, pero la mejor calle de pinchos que hay en la península es la calle Laurel de Logroño, y además está reconocido. Luego habría que recomendar visitar la catedral, La Redonda, y las bodegas, siendo sinceros, la fama que tiene mi tierra es el vino y siendo sinceros, es una fama bien conseguida. Se ha cuidado y ello ha llevado a tener las bodegas más vanguardistas, me atrevería a decir del mundo entero.
A principios de octubre empezarás 2º curso de la carrera de Diseño y Creación de Videojuegos, ¿qué destacarías del 1º curso?
Destacaría la comprensión de los profesores, creo que hemos tenido unos muy buenos profesionales que han puesto su conocimiento a nuestra disposición. Todos ellos, he labrado muy buenas amistades que valoro mucho y me he quedado con la sensación de que me han faltado horas lectivas. Es muy difícil decir esto, he hecho otras carreras y aunque el contenido didáctico era necesario, el sentimiento de plomazo en el cuerpo no te lo quitaba nadie. Debo decir que es la carrera en la que más se han preocupado de que aprendas, y eso es un añadido que yo, particularmente, no esperaba y que he agradecido mucho.
 
¿Cuál ha sido tu asignatura favorita y por qué?
No podría escoger una sin sentir que estoy cometiendo una injusticia. Pero si me obligan a decir alguna, quizá 3D haya sido la que más dolores de cabeza me ha dado y con la que más he disfrutado y disfrutaré, que aún quedan bastantes horas de 3D. Supongo que me gusta diseñar, aunque en algunas ocasiones me salgan verdaderas ponzoñas que es mejor quitar del recuerdo. El truco es no darse nunca por vencido y seguir intentándolo, al final siempre consigues que salga algo, aunque no sea exactamente lo que quieras. La práctica hace al maestro.
 
¿En qué compañía te gustaría trabajar cuando termines la carrera? O ¿quizá preferirías abrir tu propio estudio de Diseño de Videojuegos?
No tengo una empresa objetivo, la tuve pero ya no. Supongo que si BioWare volviera a sus andadas trataría de entrar aunque sea a repartir cafés. Crytek también tiene su punto o Dice son empresas en las que no me importaría entrar a trabajar, hay muchas más, aunque creo que esas son las más relevantes a día de hoy, quitando CDProjekt, que aunque es la que más me gusta a día de hoy no me apetece ponerme a aprender polaco. La idea sí que es montar mi propia desarrolladora, pero es algo en un futuro muy lejano, cuando aprenda más sobre este mundo.
 
¿Qué consejo darías a los estudiantes que este año empezarán el 1º curso?
Que aprovechen el tiempo. Te llevas el trabajo hecho a casa si atiendes en las clases. Que traten de hacer la mejor práctica, que no copien o pierdan el tiempo buscando “trucos” para hacer las cosas antes o en poco tiempo, es una salida profesional y cuando estés trabajando en esto, si tienes suerte y talento, nada te va a ayudar ni te van a servir estos trucos sucios. Puedes engañar a un profesor, pero nunca te vas a engañar a ti ni a todo el mundo, siempre hay alguien que lo sabe y que te sacará los colores. Ve a clase, aprende y ponlo en práctica en tu casa.
 
 

Haizea Etxeberria hace prácticas en Estibalitz Ibarrola Diseinua

Haizea Etxeberria Arregi es alumna de 3º curso de la carrera de Diseño de Interiores en Creanavarra. Su pasión por el diseño y la arquitectura fue lo que le hizo mudarse de Guipúzcoa a Pamplona para estudiar en el Centro Superior de Diseño. A sus 23 años y con la carrera terminada hace prácticas en la empresa vizcaína Estibalitz Ibarrola Diseinua, donde ha tenido la oportunidad de involucrarse en varios proyectos. Su objetivo a medio-largo plazo es seguir formándose para convertirse en una profesional del diseño de interiores.
¿Por qué decidiste estudiar en Creanavarra?
Siempre me ha gustado el mundo del diseño y la arquitectura. Empecé otra carrera pero cuando me enteré de que en Creanavarra tenía la opción de estudiar una carrera que unía el diseño y la arquitectura no dudé en cambiarme.
¿Qué cualidades crees que debe tener un diseñador de interiores?
Creo que la creatividad y la visualización son muy importantes. Necesitas ser creativo para poder combinar el estilo de tus clientes con lo que mejor funciona para un espacio y es muy importante poder visualizar el espacio y entender bien las proporciones. En este trabajo hay que ser muy constante y tener paciencia, siempre surgen muchos problemas en las obras, los clientes cambian de opinión, las exigencias de los ayuntamientos… por lo que es muy importante saber solucionar todos los problemas.
 
Has acabado el 3º curso de la carrera universitaria de Diseño de Interiores. ¿Qué tienes pensado hacer el año que viene?
Todavía quiero seguir formándome. Voy a ir a Madrid a obtener el grado de Diseño de Interiores y mi intención es seguir aprendiendo mediante algún master, cursos etc…
 
Llevas desde mayo haciendo prácticas en la empresa vizcaína Estibalitz Ibarrola Diseinua, ¿qué conceptos adquiridos en la carrera estás aplicando actualmente en la compañía?
Sobre todo el tema de los planos, memorias y presupuestos.
 
¿En qué proyectos has participado dentro de la empresa?
He participado en hacer un presupuesto completo de un proyecto y acabo de hacer una memoria entera de otro proyecto para el ayuntamiento. También he hecho planos, ir a medir a las obra etc…  Sobre todo, estoy aprendiendo e introduciéndome en este mundo yendo a las obras, viendo como se solucionan los problemas, como se hacen los trámites, el trato con los clientes, entre otros.
 
¿Cuál es tu diseñador favorito de interiores y por qué?
No tengo ningún diseñador favorito. Cada diseñador tiene su propio estilo, suelo mirar muchos trabajos y me gustan distintos detalles de cada diseñador. Me fijo mucho en los detalles.
 
¿Te gustaría seguir formándote y vivir una experiencia en el extranjero?
No cierro las puertas a nada. En este mundo siempre tienes que seguir formándote, siempre irán apareciendo nuevos programas de trabajo, nuevas tendencias, materiales, luminarias etc… Pienso que ya tendré la oportunidad de ir al extranjero, sobre todo para observar el método de trabajo de otras culturas y mejorar en todo lo que pueda. También me parece muy importante estar al día en el mundo del diseño y me encantaría viajar mucho para conseguirlo.